UA-34319126-1 El jardín de mi secreto.: 11-ago-2013

11 de agosto de 2013

Vestido con cuerpo de ganchillo para niña (Crocheted dress for a girl)


 

Mi princesa está creciendo muy deprisa. Sigue siendo una niña, pero sus genes la invitan a escalar las alturas y casi está tan grande como yo (y yo no soy pequeñita precisamente).
A ella le sigue gustando vestir como a las niñas. Algunas de sus amigas ya prefieren empezar a utilizar otra ropa, pero a mi princesita le encantan los vestidos de niña... niña. El problema es que para alguien que utiliza una talla M (40-42)... pocas cosas de niña quedan en las tiendas.
Incluso gastamos la misma talla de zapato!!


Cuando la pasada primavera revisamos su armario y sacamos toda la ropa de la temporada anterior, comprobamos que no quedaba nada que pudiera utilizar: las camisetas se habían quedado estrechas, los pantalones no abrochaban, los vestidos no cerraban... parecía que durante el invierno se había dedicado a crecer.. crecer... crecer....
No os podéis imaginar la cara de tristeza que paseaba cuando veía en las tiendas de su talla poca ropa "infantil". Ni siquiera la juvenil.. porque muchas marcas deciden vestir a las chicas de demasiado mayor, muy ajustadas, algo que a esta princesa no le atrae nada de nada (de momento).
Pues nada!! ¿Para qué tiene una mamá y una abuelita con un par de manos creativas cada una?
Dicho y hecho!... allá que nos fuimos a remover retales y lanas y encontramos este conjunto que nos pareció perfecto!

 Trato hecho! mamá haría un cuerpo de ganchillo y la abuela le cosería la falda (que a ella se le da mucho mejor).




 La idea era hacer un vestido como los que nos hacían de pequeñas, pero modernizado.


Como princesa ya está bastante mayor, no podía hacer un cuerpo calado (para que no se "le viese nada") y opté por tejer un rectángulo en medio punto alto según las medidas que iba necesitando.
A la misma vez, iba calculando los botones que podía necesitar y en uno de los extremos dejé tres ojales.



Hacer los ojales es muy sencillo: Cuando sepas dónde tienes que emplazarlos, deja de 2 a 4 puntos (depende de la anchura del botón) sin tejer y en su lugar haz tantas cadenetas como puntos te saltes, sigue tejiendo normalmente.



En la vuelta siguiente, teje normal anclando los puntos nuevos en ese "puente" de cadenetas. Ya lo tienes.



Cuando llegué a la sisa, le probé el rectángulo y marqué dónde me gustaría que subiera el delantero. Conté bien los puntos que me dejaba a uno y otro lado para que fuera simétrico y mengüé los puntos que me sobraban en 3 o 4 vueltas para que saliera redondo.




Seguí recto hasta llegar a la altura deseada y rematé con dos tiras rectas los tirantes que tenían que llegar hasta la espalda. Esta vez no van cruzados, porque el vestido necesita abrirse por detrás. Si tienes oportunidad, es mejor cruzarlos, porque no se caen.




 Como el cuerpo era algo sencillo, decidí rematarlo con una puntilla bonita. 

Encontré esta que es muy, muy sencilla. Se hace en 3 vueltas y sólo se utiliza punto bajo y punto alto (palotes) que se engarzan haciendo "V" con dos cadenetas por arriba y dejando dos en la parte baja. 
La última vuelta de puntos bajos, cuando coincide con un vértice, se hace un "moñete" de 3 puntos unidos en un punto ciego.


Esa misma puntilla se hace después en el bajo de la falda, para dar unidad a las dos partes y hacer que el conjunto adquiera un mejor acabado.
Para hacerlo, primero tienes que ayudarte de la aguja de coser y hacer un bordillo con puntadas como este:
Yo he utilizado el mismo espaciado que hice en el calado previo a la puntilla del cuerpo del vestido. De esta manera me aseguraba que las dos puntillas me iban a salir igual de grandes. Sobre bordillo que has cosido en el bajo, se montan las tres vueltas de la puntilla y... voilà:

Peeeeeerooooo... quedaba un detalle!!! Un vestido de categoría necesitaba un detalle!!
Y vino en forma de flor-en-la-solapa.
La tejí con un resto del algodón del bolso de ganchillo fácil que daba los tonos del tejido de la falda y además los alegraba con un toque de morado.
¿Quedó chula, eh??


 Pues la niña quedó aún más!! jajajajjaaa 
Y también quedó muy contenta. No veía el día en el que pudiera estrenar su vestido fresquito de verano hecho por su madre y su abuelita.
Ya está pensando cómo lo quiere para el año que viene...... porque piensa seguir creciendo (dice).




***********************************************************************************



Historias parecidas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...